Haciendo las cosas un poco diferente

Una de las primeras imágenes que a casi todos se nos viene a la cabeza cuando escuchamos  hablar de viajeros es a una persona parada a un costado de la ruta, con su mochila a un lado, haciendo la señal ¨universal¨ del dedo, ¿no?

Obviamente es más que eso, no hace falta decirlo, pero en estos tiempos actuales nos hemos dado cuenta que la gran mayoría de los viajeros ya no viaja a dedo, tal vez por comodidad, miedo o desconfianza.

El hacer dedo implica ciertas cosas: como convencerse de que es posible, que hay probabilidades de conseguirlo.
Tiene su lado de logística: saber en qué dirección debo caminar, (sabiendo de antemano que vas a tener que andar todo ese trayecto con tu mochila cargada en la espalda bajo las inclemencias del clima), planificar un buen horario de salida, pensar en los kilómetros que se quieren recorrer y el tiempo estimativo de viaje, tener provisiones para el camino, tal vez diseñar un cartel para facilitarle la tarea al conductor, son unas de las cuantas cuestiones que implica el hacer dedo.
Y por último una vez encaminado ya, se debe encontrar un lugarcito al lado del camino con todo lo necesario, sombra o reparo, buena visibilidad de la ruta y espacio para que los vehículos puedan parar.

Tomar la decisión de hacer dedo parece fácil, pero si lo ponemos en la balanza y lo comparamos con el viajar en bus
por ejemplo, donde uno averigua los horarios y precios, decide cual es más conveniente, compra los boletos, y sólo espera hasta la hora de salida, viajar en bus es más rápido y cómodo.
Pero viajar a dedo, estando en un país diferente, con otras reglas, donde el idioma suele ser una barrera, tiene un condimento extra.
Los sentimientos están en juego, la paciencia es fundamental, la confianza una gran compañía –que a veces se toma un recreo y se va a pasear mientras te quedás vos ahí haciendo dedo-,  y  no hay que darle lugar a la frustración, eso sí, siempre y por la dudas hay que tener un plan B.

A pesar de las dificultades que implica hacer dedo, o mejor dicho, por todas éstas es que el viaje se disfruta de otra manera, al 100 por ciento. Uno se conecta más con uno mismo, con la gente local y con el entorno.

Es por esto que mientras viajamos un mes por Laos, decidimos no tomar ningún colectivo y probar suerte cada día saliendo a la ruta y esperando lo mejor.  Lo que hizo que el mes de viaje por las tierras Laosianas fuera una experiencia abrumadoramente diferente y particular.

ADSC_0324ADSC_0862 ADSC_0368 ADSC_0421ADSC_0544 ADSC_0759ADSC_0430Los Laosianos son tal vez un poco más cerrados, vergonzosos, y cuesta más entablar una conversación o compartir un momento entre sonrisas, pero hacer dedo nos dio ése plus que necesitábamos para disfrutar de Laos. Además, ahora terminado el viaje por ése país, mucha gente nos dijo que lo peor fue hacer los trayectos en bus, interminables horas de viaje por rutas en mal estado. Para nosotros fue igual, fueron muchas horas de estar parados bajo el sol, pidiendo a cuanto auto se nos cruzase que nos llevara, las rutas también estaban en mal estado, pero todo tenía otro sabor. No pagamos para recibir un servicio, pero así y todo la gente se tomó la molestia y nos llevó a destino y además nos ofrecieron agua, comida, hacían unos kilómetros de más para dejarnos en algún lugar de nuestra conveniencia.

ADSC_0464 ADSC_0509 ADSC_0551 ADSC_0330 ADSC_0585ADSC_0930ADSC_0933

En Laos encontramos la tranquilidad en la capital de un país, cosa que no creíamos posible. Descubrimos que las cosas que te venden a veces son mucho menos interesante que perderte en el camino y salir a mirar y recorrer lo que a nadie le interesa, como en Vang Vieng, donde te venden la excursión que te alquilás una cámara de camión, te llevan río arriba y te tirás –a favor de la corriente, se entiende- y en el camino hay bares donde podés frenar a tomar unas cervezas, objetivo de la excursión: ponerte en pedo y bajar el río sin morirte (no es tan grave jaja). Pero nosotros no lo hicimos, recorrimos el pueblo de otras maneras, caminamos, anduvimos en bici, y nos enamoramos de un pueblito que la mayoría no le da ni 2 días en su recorrido, nosotros nos quedamos una semana. Conocimos a una familia china que nos invitó a tomar té de 7 años de antigüedad, como también a almorzar –fue un festín. Laos nos regaló la mejor compañía para hacer dedo por unos días: Victor, español y Vijay, un viejo indio de 61 años, personajes de la vida. Como conté en otro relato, Laos me dio la oportunidad de odiarme a mí misma por haber dejado atrás a mi preciado ukulele, y también me dio la alegría de la vida de encontrar a la señora que lo guardó mientras yo viajaba por el norte, y me lo devolvió en perfectas condiciones. Viajamos en pocos autos, y muchas cajas de camionetas o camiones, y la verdad es que después nos costó volver a encerrarnos en un vehículo. Viajar al aire libre, siempre con buen clima, siempre con mucha tierra, pero viendo y sintiendo lo que pasa a nuestro alrededor, ver los niños riéndose de nosotros, o la gente mayor siguiéndonos con la mirada –se notaba que era raro ver extranjeros en las cajas de los vehículos particulares.

ADSC_0640

Haciendo Tubing in-fraganti
Haciendo Tubing in-fraganti
Hicimos un ajedrez completo reciclado!
Hicimos un ajedrez completo reciclado!

ADSC_0714 ADSC_0797ADSC_0708

Hay infinidad de situaciones, momentos, personas, lugares, que hicieron que nuestro paso por Laos fuera increíble. Hacer dedo por éste país le dio el toque principal y final. Nos hizo abrirnos un poco más a enfrentarnos al mundo. Y el mundo nos abrió los brazos para aceptarnos.

ADSC_0735 ADSC_0717 ADSC_0605 ADSC_0713 ADSC_0572ADSC_0810

Anuncios

9 thoughts on “Haciendo las cosas un poco diferente

  1. Hermosas fotos! Admiro que se hayan atevido a hacer un viaje asi.. No esta en incorporado en mi ser!!!.. Pero sigan subiendo posts y fotos q me encantan

    Me gusta

  2. Adoré! Qué buenas fotos! Gracias por compartir tus vivencias porque ni en mis más delirados sueños iría a un lugar con tanto calor y humedad. Cómo es la relación de los laosianos con su religión ? Qué comieron que fue un festín ? Cómo hacen para no comprar setecientas webadas en cada lugar donde van ? El interrogatorio se suspende por falta de tiempo. Continuará .

    Le gusta a 1 persona

      1. Ahhhh qué viva, me estás USANDO para darte LETRA para tu próximo post! De ninguna manera! Esto es un atropello a la razón! Un abuso! Un…bueno, tá bien. Ufa. Contá qué comen, de qué viven, qué hacen un domingo a la tarde. Cómo viven, la ingerencia de la tecnología en sus vidas, cuántos hablan inglés, si tienen boas como mascotas (??) cosas así. Del diario convivir. Tienen supermercados grandes o tienen “chinos/coreanos” (?) La economía regional se basa en trabajar para el estado proveedor ? Están todos ocupados en putear al gobierno o agachan la cabeza y hacen lo que les dicen? Será que son felices con lo poco/nada que tienen? Y así podría seguir hasta el fin de la eternidad 😀

        Me gusta

  3. Rubia, qué lindo todo lo que escribiste. Me encantó en serio. Y las fotos son demasiado increíbles… la que más me gusta es la del hombrecito de rojo en el río, y la de Marce meditando en el atardecer… IN-CRE-I-BLES!!!! les mando un abrazote! 🙂

    Me gusta

    1. me da risa porque asumiste que yo escribí el relato (no estabas tan errado) pero ésta vez Marce lo empezó y yo lo terminé jaja.
      Gracias por lo de las fotos, la verdad que es una de las cosas que mas estamos disfrutando, sacando lindas fotitos de éstos lugares tan fotogénicos! La de Marce meditando se la sacó él solito porque yo no subí a ése miirador -me ganó la flojera jajaja-
      Un abrazo, te quiero mucho Lea!

      Me gusta

Viaja con nosotros, déjanos tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s